LocalesRegionales

Techo Digno: Tamburrini dijo en la justicia que quien firmó el fin de la obra fue su sucesor Nelson Iribarren

El juez Brussino y Tamburrini durante la audiencia realizada en Viedma. Foto: Marcelo Ochoa Diario Río Negro.

Viedma.- El viernes el intendente de Sierra Grande, Renzo Tamburrini quedó imputado en la causa  por el manejo  de fondos nacionales para la construcción de Techo Digno.

El mandatario integra la causa que investiga a varios intendentes y empresarios de la región por el manejo de planes de viviendas firmados con Nación, entre 2013 y 2015.

Tamburrini se defendió con duras críticas a la Justicia y dijo que quienes firmaron la certificación del final de obras fueron autoridades del gobierno que sucedió a cargo del ex jefe comunal Nelson Irribarren.

Según publicó Diario La palabra, Tamburrini se quejó de la exposición social que origina la causa -en la que también en otros expedientes están acusados ex y actuales intendentes del Frente de Todos- y aseguró que también le provoca “perjuicios en lo material, tengo bienes inhibidos desde el comienzo de la investigación”.

“Los certificados están emitidos, pero no está acá quien en teoría debió haber firmado esa certificación, porque el programa no terminó en mi gestión, sino que siguió con el intendente siguiente”, aseguró en referencia a Irirbarren.

Cuestionó que “cada dos años la causa toma vigor, solo en años de elecciones, cada vez que hay elecciones, sale la causa Techo Digno, capciosamente acusando a los intendentes justicialistas. Hay persecución política, se da justo en medio de las PASO y las generales. Dónde está la claridad, dónde está la transparencia que necesita la ciudadanía para saber qué paso con los recursos que le pertenecen”.

Admitió que ni él ni sus funcionarios eran “economistas ni contadores ni constructores, podemos tener errores en la administración, ahora de ahí a que nos acusen sistemáticamente cada vez que hay un acto eleccionario sólo a los intendentes que fueron oposición en esos cuatro años, demuestra que es una persecución del gobierno de Cambiemos”.

Refiriéndose a los funcionarios judiciales les dijo: “¿ustedes se hacen cargo de esto, con qué legitimación, me acusan a mí cuando en el informe inicial hay un error sustancial, una pericia viciada?. Entre las omisiones y la animosidad, hay cuestiones insalvables”.

Luego acusó que “traen como palabra fidedigna para dar sustento a la denuncia a una persona que era parte del gobierno que nos perseguía”.

“Nadie dice cuánto es el dinero que supuestamente pagué de más a la empresa. Ahora tengo todavía más preguntas que certezas. Cuatro años tuvieron para preparar una imputación e hicieron esto”, les dijo a los fiscales.

«Una persecución»

En su crónica el Diario Río Negro, tras la cobertura del juicio,  señaló que Tamburrini  insistió que “es una persecución” y que la causa se reactiva en tiempos electorales, con los perjuicios que eso le ocasiona en lo personal y lo político.

Admitió que los certificados no llevan sus firmas, tras lo cual, aludió a las “omisiones” en la investigación, en referencia que no se avanzó en la responsabilidad de la falsificación. Aludió, en igual sentido, que no estaba en la audiencia el intendente que lo sucedió, Nélson Iribarren, quien realizó -dijo- pagos y siguió con las ejecuciones de las viviendas.

El juez Juan Brussino concluyó con la aceptación de los cargos fiscales y habilitó la continuidad de la investigación por las ejecuciones de Techo Digno en Sierra Grande.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Close