Regionales

Nuevo convenio permitirá mejorar las condiciones laborales de los trabajadores rurales

El gobernador Alberto Weretilneck suscribió esta mañana con el director nacional del Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios (RENATEA), Guillermo Martini, un convenio marco para la registración de empleados rurales de la Provincia.

El acuerdo fue también suscripto por municipios seleccionados y el organismo del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la Nación.

Participaron del acto, que se desarrolló en el Salón Gris de Casa de Gobierno en Viedma, el secretario General de la Gobernación, Hugo Lastra; el ministro de Gobierno, Luis Di Giácomo; el ministro de Obras y Servicios Públicos, Fernando Vaca Narvaja; y el presidente del Bloque de Legisladores del Frente para la Victoria, Pedro Pesatti.

Se encontraban presentes además funcionarios de organismos nacionales, intendentes, concejales, legisladores, autoridades provinciales y municipales, invitados especiales y medios de prensa.

Suscribieron el convenio los intendentes de los Municipios de Allen, Sabina Costa; de Coronel Belisle, David Mendoza; de Chimpay, Gerardo Bravo; de Cinco Saltos, Liliana Alvarado; de General Conesa, Alejandra Mas; de Ingeniero Jacobacci, Mario Del Caprio; de Lamarque, Sergio Hernández; de Luis Beltrán, Juan Carlos Apud; de Ramos Mexía, Javier Giménez; de Río Colorado, Carlos Pilotti; de Sierra Grande, Renzo Tamburrini; y de Valcheta, Yamil Direne.

En la oportunidad, el director nacional del RENATEA, Guillermo Martini, señaló que “es un gran placer encontrarnos en Río Negro para firmar este convenio con la Gobernación y los Municipios, en función que los trabajadores rurales en la República Argentina fueron literalmente convidados de piedra de políticas oficiales de contención y de promoción junto con otros sectores de la economía, abandonados literalmente a su suerte”.

Destacó que durante décadas “los empresarios maximizaban la ganancia a partir de condiciones de trabajo los trabajadores rurales, que siempre fueron objeto de discriminación. Es así que incluso durante la dictadura militar se volvieron para atrás legislaciones en las que los trabajadores rurales eran asimilados a las mismas condiciones que el resto de los trabajadores en el marco de la Ley de Contrato de Trabajo”.

Agregó que “este Gobierno, que ha hecho de la inclusión del conjunto de los trabajadores y del resto de la sociedad un paradigma, con la aprobación de la Ley 26.727 consagró una serie de derechos de los que estaban excluidos los trabajadores, que incluso supera, y en mucho, las condiciones de muchos de los convenios colectivos de trabajo y de la Ley de Contrato de Trabajo”.

En este marco destacó la creación del RENATEA “como organismo especializado en la registración y en ser contralor de las condiciones de trabajo”.

“De ninguna manera vamos a echar por tierra esta política de inclusión y vamos a trabajar en conjunto con la Gobernación, los municipios, las organizaciones de los trabajadores y los empresarios nada más y nada menos que en el cumplimiento de la Ley”, puntualizó Martini.

Subrayó que ajustarse a la normativa vigente “implica que un trabajador registrado es un trabajador sujeto de derecho” como así también “contempla situaciones como jubilación a los 57 años, condiciones de vivienda, de salario, limita y prohíbe cuestiones vinculadas con el pago de salario a destajo, sin tener un salario fijo, asimila el trabajo al salario mínimo vital y móvil, en definitiva, el trabajador en la República Argentina tiene los mismos derechos que el conjunto de los trabajadores y esto lo tenemos que garantizar”.

Por tal motivo celebró “la firma de estos convenios, como también el compromiso de la Gobernación y de los municipios” y en este marco exhortó “a todos a que convirtamos al trabajador rural en un sujeto digno, que tenga todas las mismas posibilidades y oportunidades que el conjunto de trabajadores de la Argentina”.

Finalmente, agregó que desde Gobierno Nacional “estamos a disposición para seguir trabajando en función de lograr, como quiere nuestra compañera Cristina Kirchner, una patria para todos”.

Por su parte, el Gobernador Weretilneck destacó la presencia de los intendentes que “en su gran mayoría son representantes en zonas donde el empleo rural es una de las principales fuentes laborales, sea en ganadería ovina, bovina, fruticultura y horticultura”.

“Nuestra provincia tiene una impronta rural muy importante”, puntualizó el Mandatario y recordó que “ayer cuando hablábamos en videoconferencia con la Presidenta de la República, quedó clara la vinculación que tiene Río Negro como provincia agrícola ganadera y la incidencia que tiene el empleo rural en nuestras vidas”.

El Mandatario advirtió sin embargo que “hay mucho para mejorar para elevar las condiciones laborales y de vida de los rionegrinos que se dedican al trabajo rural. De hecho hemos tenido inconvenientes que son públicos en la provincia y los hemos ido sacando adelante entre los intendentes, la Secretaría de Trabajo, el Ministerio de Trabajo de Nación en conjunto con organismos federales de Migraciones, por la gran migración laboral, rural que tenemos en ciertas épocas del año”.

Señaló en este sentido que los acuerdos firmados tienen “la finalidad y el objetivo de que, tanto rionegrinos como quienes vienen de otras partes de la Argentina, tengan todos los derechos que marca la Constitución y las leyes y, por supuesto, como un Gobierno provincial que está dentro del lineamiento del Gobierno nacional que lleva adelante la Presidenta de la República, garantizar a los trabajadores todos los derechos que les marcan las leyes y todas las potencialidades que les da ésta y todas las leyes laborales”.

El Gobernador Weretilneck consideró también que esta rúbrica “es un punto más en la justicia social en la Provincia” y analizó que si bien “no es un tema que podamos solucionar de un día para otro el problema de la habitabilidad” sí se pueden “mejorar las condiciones de registración de los trabajadores y todo lo que hace al cumplimiento de las leyes laborales”.

Finalmente remarcó la importancia del trabajo conjunto entre Nación, Provincia y Municipios que va a permitir el incremento del empleo rural en Río Negro y que condiciones laborales estén garantizadas.

Los convenios

Tanto el convenio marco como los acuerdos rubricados con los municipios pretenden aunar esfuerzos en pos de combatir el empleo no registrado y permitir la consecuente fiscalización del Estado en lo referente a la normativa laboral vigente en el sector rural.

De este modo se pretende dar origen a una nueva ruralidad, en la que el trabajador del sector pueda gozar de los mismos derechos que el resto de los trabajadores del sector privado.

Por parte del RENATEA se pretende registrar a todos los trabajadores del sector agrario, de modo de hacer efectiva la aplicación de las leyes nacionales 25.121 y su modificatoria 26.727.

Dichas normas implican un avance legislativo histórico en lo que a protección del trabajo agrario se refiere, siendo el objetivo del RENATEA coadyuvar, junto a los gobiernos locales, a concretar la aplicación de los beneficios y protección legal que justifican dicho avance.

Nuevo Régimen de Trabajo

Mediante el convenio se busca efectivizar los beneficios que consagra el nuevo Régimen de Trabajo Agrario, por medio de la fiscalización y registración que efectúe RENATEA junto al Gobierno de Río Negro y los municipios de la Provincia.

El nuevo régimen propende a igualar las condiciones de trabajo y seguridad de los trabajadores rurales, respecto de los trabajadores de otras ramas de nuestra economía, al permitir la aplicación supletoria de la Ley 20744 (LCT).

Asimismo tiende a establecer un sistema integral de prestación por desempleo y seguro de sepelio; límites precisos respecto de la jornada de trabajo; nuevas modalidades de contratación para otorgar seguridad y protección para todos los trabajadores temporarios; condiciones mínimas de salario para los supuestos de trabajo a destajo o por rendimiento; condiciones mínimas para la vivienda en campamentos, higiene y alimentación; y beneficio jubilatorio diferencial y anticipado a los 57 años de edad.

Cabe señalar que la colaboración asumida por los municipios y el Gobierno provincial mediante los acuerdos a suscribir permitirán hacer posible la aplicación de los derechos mediante el registro de empleadores y trabajadores rurales.

De esta manera, se aunará el esfuerzo del Gobierno Nacional, Provincial y los municipales en pos de garantizar la defensa de la justicia social en la lucha contra el trabajo no registrado.

Fuente: Comunicación Río Negro

Tags

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Close