AgendaRegionales

La Escuela de Suboficiales y Agentes «Sargento Primero Domingo Salinas» celebra su 25º aniversario

La institución cumple 25 años. Foto Cortesía

Se cumplen hoy 25 años desde la puesta en funcionamiento de la Escuela de Suboficiales y Agentes de la Policía de Río Negro, en la localidad de Sierra Grande.

Esta institución de formación policial comenzó a funcionar en la capital rionegrina en el edificio de la Compañía de Infantería del Ejército. Años después fue trasladada a sus nuevas instalaciones frente al Aeropuerto Gobernador Castello, junto a la Escuela de Cadetes, mientras que el 26 de febrero de 1981 se le designó el nombre del «Sargento Primero Domingo Salinas», en memoria del abnegado suboficial fallecido en cumplimiento del deber.

El 1 de junio de 1996 se desarrolló en Sierra Grande el acto de inauguración con la presencia de autoridades del gobierno provincial, municipal, poder legislativo, Consejo Provincial de Educación, Policía de Chubut, Prefectura y de la fuerza policial rionegrina.

«Desde aquel año 1996 a la fecha, esos egresados están recorriendo el camino de su última jerarquía y tiempo en la Policía. Esos jóvenes pioneros en la carrera de suboficiales, muchos de ellos se encuentran a punto de finalizar su etapa laboral activa para disfrutar de la plenitud del retiro», expresó su actual directora, la Comisario Sandra Noemí Jaimez.

«Hoy no es solo un aniversario más para esta escuela, porque quizás sea la más trascendental en la formación de suboficiales y agentes de la Policía de Río Negro» agregó la Comisario y sostuvo que «nos encuentra transitando una etapa muy especial, porque además de rendirle un sentido homenaje a nuestra institución también debemos recordar a quienes fueron los primeros aspirantes a agentes de la fuerza», comentó.

Asimismo, es importante destacar la labor del Cuerpo de instructores y docentes que transitaron, año a año, junto a cada grupo de aspirantes a agentes para la formación de las y los policías que se sumaron a las filas de la institución.

De acuerdo a los registros que constan en la Jefatura de la Policía, su primer director fue el Subcomisario Marcelo Beltrán. En tanto, la propuesta de traslado de la Escuela de Suboficiales y Agentes a Sierra Grande comenzó con una presentación que en 1993 llevó adelante el entonces Comisario Mayor Jorge Chico, quien se desempeñaba como Director de Capacitación y Perfeccionamiento.

Luego de diversas gestiones ante autoridades provinciales y municipales, se logró el 24 de abril de 1996 mediante la resolución número 1092/96 que fue refrendada por el Comisario Mayor Venicio Milla el cambio de asiento de la institución formadora de suboficiales de la ciudad de Viedma a la localidad del sudeste rionegrino, designándose como director al Subcomisario Jorge Raúl Otiñano.

El 19 de junio de 1996, viajaron a Sierra Grande para incorporarse a la escuela 61 aspirantes a agentes, llegando finalmente la dotación a un número de 95 postulantes. Aquel curso inicial estuvo integrado por las siguientes materias: Procedimiento Policiales, Legislación Policial, Derecho Procesal y Penal, Derecho Penal, Lengua, Arma y Tiro, El Hombre y el Medio Ambiente, Instrucción Policial, Educación Física, Defensa Personal, Identificación Humana, Educación Democrática y Primeros Auxilios.

«Estos primeros graduados dieron gran parte de su vida, con el sentido de pertenencia que solo se puede alcanzar en una escuela con estas características, cuyo objetivo fue y será transmitir conocimientos y valores que tienen que ver con la honestidad, el honor y la solidaridad, con el fin de formar un funcionario policial y capaz de dar respuestas a las problemáticas que vive nuestra sociedad», señaló la actual Directora de la institución.

Desde aquella primera promoción policial hasta la fecha, sólo en dos períodos no se registraron cursantes, otorgando así por más de veinte años casi ininterrumpidos nuevas generaciones de agentes en diferentes puntos de la provincia.

Cabe destacar que año a año se desarrollan los cursos de perfeccionamiento jerárquico para los ascensos de Cabos y Sargentos con servicios en la Policía de Río Negro, teniendo también la responsabilidad de concentrar la trayectoria de dichos cursantes, que tiene una duración de cuatro meses.

Actualmente, este instituto de formación policial desde hace dos años se encuentra a cargo de la Comisario Jaimez, quien junto a todas las áreas de este departamento en 2020 lograron llevar adelante a la promoción número 171° con un total de 129 agentes del Agrupamiento de Seguridad Escalafón General, que con protocolos sanitarios estrictos pudo lograr el objetivo en un duro contexto por la pandemia de Covid-19 que golpea al mundo.

«Nuestra escuela supo sostener una imagen de prestigio y seriedad que nos ha dado la historia, que fue escrita a través de hombres y mujeres que pertenecen a la fuerza. Nuestros directores, con su ejemplo y vocación, perduran en el tiempo porque son pilares en la educación policial», cerró Jaimez.

Tags

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Close