MunicipalesRegionales

La distribuidora Don Tomas admitió que por error envió mercadería con la leyenda «prohibida la venta»

El municipio decomiso varios kilos de harina que fueron llevados a desarrollo Social

Unos 300 kilos de mercadería fueron llevados a desarrollo Social. Foto Cortesía Municipalidad de Sierra Grande

Sierra Grande.- La empresa distribuidora Don Tomas SRL, admitió el error de envío de harina con la leyenda «prohibida su venta» y donó la mercadería al municipio.

Gustavo de León, gerente de la empresa, envió una nota al intendente Renzo Tamburrini para aclarar la situación.

«Molestamos su atención a efectos de explicar y justificar un error de nuestra empresa que ha visto perjudicado algunos clientes nuestros de vuestra localidad», expresó.

La distribuidora tiene sede en General Roca y distribuye en las provincias de Río Negro y Neuquén productos alimenticios, de limpieza y alimentos de mascotas, hace 43 años a todos los comercios y además son proveedores de los gobiernos provinciales y municipales en todas las áreas.

De León aclaró que en algunas entregas al gobierno «se nos pide que los productos a entregar tengan impreso en su envase el aditamento «prohibida su venta» y eso explica que por error se haya enviado con fecha 21 de abril a clientes de Sierra Grande, harina 000 de un kilo marca Sarita, en alguna proporción con esa leyenda que tanto nosotros como ellos no percatamos hasta ahora», expresó.

Por otra parte aclaró que el objetivo de la comunicación con el municipio tenía como intención «de aclarar dicha situación y si vuestro  municipio está de acuerdo ofrecemos que la mercadería que aun quede en los comercios sea retirada de la venta y entregada a gusto y municipio en calidad de donación, para distribuirlo a vuestro criterio a instituciones o personas que lo estén necesitando en esta situación tan delicada de nuestro país que está atravesando».

Además aclararon que a los clientes a los que se les entregó la harina 000, marca Sarita,  fueron Bedoya Carrasco Marina (40 bultos de 10 unidades) y Castillo Hugo (10 bultos de 10 unidades) «y hemos constatado que la primera cliente posee en su existencia 290 paquetes de un kilo y el segundo 18 paquetes de un kilo todas con la leyenda mencionada».

El Municipio decomisó la mercadería 

De todas formas el municipio decomisó la mercadería y la envió a la Secretaría de Desarrollo Social Municipal para su incorporación a los módulos alimentarios que están siendo entregados a las familias que más necesitan, según informaron en una gacetilla.

 

Tags

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Close