LocalesRegionales

Gracias Nardi. Murió el comerciante que ayudó en tiempos difíciles en Sierra Grande

Sierra Grande.- Murió Nardi Owen,  comerciante que puso el pecho a la crisis de los 90 desde su super feria ubicada en el centro de Sierra Grande.

Muestras de tristeza se vieron en redes sociales. Reflejan el cariño y afecto de cientos en el pueblo. Falleció  los 79 años estaba internado en Viedma en los últimos días

Ocurre que Nardi en sus cuadernos, como se hacía  antes, anotaba el fiado de cada vecino, en tiempos donde no había certeza de pago, mas que la palabra.

El cierre de Hipasam lo tuvo como aquella persona que en supermercado se adaptó a los tiempos.

También paso por el Tribunal de Contralor, hace unos años integró ese tribunal en su faceta pública.

En 2013 luego de la creación de la figura del “Ciudadano Emérito” creada en el ámbito del Concejo Municipal, la presidente del Concejo Municipal en aquel tiempo, Graciela Holtz, junto al concejal Raúl Poltronetti hicieron entrega de un certificado declarando  a Owen como «Ciudadano Destacado».

A través de la ordenanza 875/12 y su decreto promulgatorio señalaron que en la localidad existen vecinos que por diferentes motivos merecen trascender y ser reconocidas.

Nardi Owen y una imagen que quedó por siempre en los vecinos. Foto Hugo Sanchez

En esa oportunidad se  creó en el ámbito de la Municipalidad de Sierra Grande, la figura de “Ciudadano Emérito” y se establece la calificación de Ilustre, Destacado, Hijo Predilecto u otra similar según las circunstancias.

En 2020 el actual presidente del Concejo Mauro Tamburrini, encabezó también un reconocimiento a Nardi, en ese momento  expresó a Pido la Palabra que el homenaje apunta a reconocer en estos tiempos de crisis a alguien que en situaciones similares hizo mucho por la comunidad, fue solidario, «sin pedir requisitos para darte fiado».

 

Tags

1 thought on “Gracias Nardi. Murió el comerciante que ayudó en tiempos difíciles en Sierra Grande”

  1. Mis sentidas condolencias a la Flia. de Nardi Owen, persona a la que recuerdo con mucho afecto.
    Ambas familias tuvimos hijas con Sindrome de Down, ellos a Luciana y nosotros a Yanina, compartimos las vivencias de nuestras hijas.
    Para quienes no lo saben, era proveedor habitual del Hospital Sierra Grande desde su inauguración en 1980. Durante mis 9 años en el ejercicio de la Dirección del Hospital, muchas veces teníamos que demorarle el pago por carencias de partidas presupuestarias, pero jamás nos cortó el servicio.
    Un muy buen comerciante y mejor persona, lamento muchísimo su deceso.
    A la distancia, le envío un fuerte y sentido abrazo a su familia.
    Dr. Néstor Beola

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Close