LocalesRegionales

El comisionado de Cona Niyeu fue uno de los primeros que llegó al lugar de la explosión «voló el techo», narró

Cona Niyeu. La explosión del pequeño inmueble, improvisado como Centro de Atención de Salud Primaria de Cona Niyeu,se sintió a varios metros a la redonda y afortunadamente los heridos, padre e hijo, pudieron recibir atención inmediata por los vecinos y hasta el propio comisionado del lugar.

Precisamente Fidel Pazos, el comisionado,  contó a FM Libre, que como tantos, en el pequeño poblado escuchó el estruendo y salió a ver y se encontró con la situación.

«Pudimos llegar enseguida, había vecinos trabajando al lado que ya estaban en el lugar de la explosión, pero es un lugar chico y se escuchó en todo el pueblito», expresó.

Era una hora pico y coincidía con la hora de salida de los alumnos y docentes, narró por su parte el titular de Educación, Marcelo Saggina. Ocurre que la pequeña y precaria sala está  justo en el predio escolar.

«Estaban manipulando un tubo de gas», señaló el comisionado, según el relato que las mismas víctimas, el enfermero Centeno y su hijo de 17 años,  que estaban consientes en todo momento.

Solo vasta ver el estado en el que quedó el techo del improvisado CAPS, había volado por los aires producto de la explosión y la puerta estaba hinchada por la onda expansiva.

Pazos y Saggina coincidieron que si bien el inmueble está en el predio escolar, no tiene gas con zeppelin como sí tiene el establecimiento, no hay conexión. De todas formas las clases fueron suspendidas y la escuela 171 sometida a una inspección por parte de gasistas matriculados.

Fidel Pazos narró que no hubo fuego en grandes dimensiones, solo pequeños focos originados por la explosión, de todas formas los vecinos estaban con sus matafuegos.

Cuando Pazos arribó al lugar vio el techo que se había volado y la puerta inflada por la onda expansiva y varios vecinos que apagaban los pequeños focos ígneos.

«Vi al enfermero y a su hijo Sebastián y voy en ayuda de él, le pongo agua oxigenada, él mismo me hacía referencia de qué hacer, él estuvo consciente todo el tiempo e incluso me  indicó como ponerle la venda en una mano donde tenía un corte», expresó Fidel Pazos.

Según el relato del comisionado, después de la explosión Centeno, el enfermero, estaba bien, incluso alcanzó a ir a buscar sus cosas a la casa, antes de ser trasladado a Sierra Grande, el centro de salud mas cercano.

La ambulancia estuvo enseguida al igual que la otra enfermera que trabaja en el lugar.

Este jueves se confirmó que el enfermero Arcenio Centeno, será trasladado a un centro especializado de Buenos Aires a raíz de su difícil cuadro de salud.

 

Tags

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Close