LocalesRegionales

ATE y ASSPUR se solidarizaron con el enfermero de Cona Niyeu y su hijo y piden que se esclarezca el caso

El improvisado CAPS quedó destruido. Foto cortesía

Sierra Grande.- ATE y ASSPUR manifestaron su preocupación respecto del grave accidente que dejó al enfermero de Cona Niyeu, Arcenio Centeno,  y su hijo con heridas de consideración cuando explotó una garrafa en el improvisado CAPS del pequeño poblado.

Por un lado la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) señaló que ya había denunciado el estado de precariedad en la que se encontraba el Centro de Atención Primaria de la Salud del paraje Cona Niyeu.

“Hay que ir a fondo en la búsqueda de responsables, ya que veníamos denunciando la deplorable situación en la que se desempeñan los trabajadores de la salud, que ni siquiera contaban con calefacción. De hecho, el personal de ambulancia duerme en los carros para no pasar frío. El fin de semana anduvieron distintas autoridades que instalaron un tubo, se sacan la foto, pero evidentemente esto no está bien hecho y hoy estamos pagando las consecuencias”, dijo Alicia Huencho, secretaria general de ATE Sierra Grande

“Son reiteradas las oportunidades en que el sindicato denunció está situación, hace cuánto que venimos pidiendo calefacción y el finde la llevaron pero evidentemente está mal instalada”, detalló Huencho que también contó que el techo se venía abajo dando cuenta de una situación que lleva en este estado deplorable un largo tiempo y se suma al estado general de precariedad que vive todo el sistema de salud.

Por su parte desde ASSPUR lamentaron la explosión sufrida en el CAPS . Señalaron que el enfermero Arcenio Centeno y su hijo han sufrido en came propia, «las consecuencias de la precariedad institucional por falta de polisicas públicas sanitarias, que enfrenta nuestra provincia».

En una nota enviaron la solidaridad, deseos de pronta recuperación y apoyo al compañero, su hijo, familia y a les trabajadores del lugar.

«Este hecho no es aislado y nos trae a la memoria lo ocurrido en el 2018 donde Patricia Soto, también trabajadora de salud pública, fue victima de una explosión por fuga de gas, en el CAPS barrio industrial de Sierra Grande, quien padeció quemaduras graves, quedando con secuelas y al día de la fecha sigue en recuperación».

Tags

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Close