LocalesRegionales

Ambientalistas empezaron una campaña contra el Hidrógeno Verde

Autoridades nacionales, provinciales, municipales y la población recibieron con expectativa la noticia de la llegada de la australiana Fortescue a Sierra Grande. Foto Archivo

Sierra Grande.- El grupo ambientalista Curru Leufu, que  reúne a diferentes organizaciones socioambientales lanzó una campaña denominada «HidrógeNO: Meseta no se toca» para oponerse a los planes de instalar una planta en Sierra Grande.

Los ambientalistas pusieron la consigna ¿Sabías qué…? y expusieron que el proyecto «Hidrogeno Verde» pretende ser desarrollado en un un territorio donde hay tres Áreas  Protegidas:  Área Natural Protegida «Meseta de Somuncura Área Natural Protegida «Complejo Islote Lobos» Área Natural Protegida «Puerto Lobos».

Añadieron que «la exportación del hidrógeno verde se realizará en forma de amoniaco, y este resulta altamente tóxico y corrosivo para los ecosistemas costeros marinos de la zonal».

Añadieron que el Amoníaco produce efectos dañinos para la salud de la gente, sobre todo por inhalación, afectando el sistema respiratorio, la vista y otras afecciones en la salud.

En Sierra Grande la oposición de Currú Leufu no cayó bien en la comunidad que espera el despegue económico y social de la localidad.

Según los organizadores, «Estas áreas protegidas abarcan el cuidado de la. diversidad biológica, el almacenamiento de material genético, el suministro de servicios esenciales de los ecosistemas a favor del bienestar humano y la contribución al desarrollo sustentable».

Señalaron que esta enorme región protegida es un área representativa de las provincias fitogeograficas del monte y la estepa, con un fuerte endemismo y caracteres propios. Tiene un alto valor desde la biodiversidad de vida (flora, fauna), valor geológico y antropológicos especiales.

Por otra parte señalaron que los legisladores de Río Negro «entregaron 625.000 hectáreas de nuestra Meseta del Somuncura con el objetivo de instalar un parque eólico bajo las condiciones del proyecto de «hidrógeno verde». Allí existen especies endémicas, de conservación, como el Cóndor Andino, donde se hace con un valor simbólico la suelta de estas aves recuperadas».

Currú Leufu, que no menciona personas ni instituciones que la conforman,  señalaron en una cadena de WhatsApp que «con el proyecto de hidrógeno verde resurge la campaña al desierto. El gobierno ha tomado decisiones inconstitucionales al violar la Ley 26.160(relevamiento técnico jurídico catastral) desconociendo a estas 625.000 hectáreas como propiedad territorial que tradicionalmente ocupar las comunidades indígenas originarias del país. Tanto lxs pobladores rurales y comunidades originarias no fueron consultadas. No a la persecución de nuestras comunidades mapuche – tehuelche».

El objetivo es «brindar a la población información sobre las consecuencias ambientales y sociales de implementar un megaproyecto de hidrógeno verde en Río Negro».

Tags

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Close