LocalesMunicipalesRegionales

A 20 años de la inauguración de La posada de la Luna

PLAYAS DORADAS (NSG).- Aún recuerda como una anécdota Jorge Omar Natali aquella noche del 4 de febrero de 1996, cuando con su esposa Olga y varios amigos decidieron descorchar un vino y dar por inaugurada la única hostería de Playas Doradas, La Posada de la Luna. Ya pasaron 20 años de ese moimento y natali lor ecordó en Radio  Libre.
“Arrancamos con cinco habitaciones, cuatro mesas y un par de sillas pero con ganas de apostar por el lugar”, señaló Jorge a este medio que además agradeció a todos los que le dieorn una mano en aquellos tiempos.
Junto a Olga, su esposa, hay transitado juntos este desafío de encarar una propuesta turística en un lugar donde ni siquiera había servicios, pero ahí estaban cerrando la primer etapa que había nacido mucho tiempo antes.
Era todo campo, sin casas alrededor, calurosos inviernos y helados fríos de invierno vieron crecer este lugar que está en un lugar privilegiado en Playas Dorada como es el médano de Punta Mapuche.
En estos días, Jorge quiere poner en valor otro pedazo de historia, porque se valió de un documento de la primer década del siglo XX que se acercó otro vecino, don Santiago Segovia, donde figura el nombre que antiguamente usaban los lugareños para el sitio que conocemos como Playas Doradas, antes era Rincón de la costa del mar.
“La posada” está en un espacio sin igual, rodeada de un paisaje natural, la hostería ofrece una vista panorámica de toda la costa. Ofrece habitaciones confortables, departamentos totalmente equipados, espacios de recreación como pileta y quincho. Además para deleitarse con los sabores de la Patagonia, restaurante y confitería.
Una empresa con responsabilidad social
Olga y Jorge trabajan muy activos cada verano, reciben turistas de todo el mundo y su trato familiar hace que se sientan a gusto los huéspedes.
Pero cuando bajan las persianas de la temporada dedican parte del tiempo a recibir otras visitas y abren las puerta de su hostería a niños de la zona rural y urbana sin cobrar un solo peso.
“En noviembre los niños de la escuela 227 de Tembrao pasaron unos días espectaculares en la posada, del mismo modo que lo hicieron los chicos de la escuela especial N 11 y tantos otros de diferentes lugares. Tanto Olga como Jorge lo hacen en silencio pero quiero agradecérselo públicamente en nombre de cada uno de los niños a los que ellos recibieron” señlaó ayer a este medio al delegada de Educación Érica Iglesias.

Tags

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Close